INICIO > TURISMO RURAL CAZORLA > PARQUE NATURAL DE CAZORLA
Turismo Rural Cazorla
,
Rutas, miradores, museos, embalses, ríos... todo lo necesario para que puedas disfrutar de Cazorla.
Turismo Rural Cazorla

RÍO BOROSA, CERRADA DE ELÍAS

Turismo Rural Cazorla

RÍO BOROSA, CERRADA DE ELÍAS

(Parque Natural de Cazorla - JAEN)
Río blanco de las cumbres que cristalino derramas sueños teñidos de azules eres consuelo del alma que busca luz en las nubes.

  • Duración aproximada: 6 horas.
  • Dificultad                  : Media.
  • Solo andando. Nota: en otro apartado se describe muy ampliamente y con todo los detalles. Zona restringida.

Esta es la ruta más conocida y andada por las personas que visitan este gran Parque Natural. Muy hermosa y profundamente emocionante por el atractivo del río que en todo momento  va haciendo compañía y la belleza de las cumbres que sobre el horizonte  saludan. Pero empieza a ser tan visitada que quizá por esto pierde ya un poco de la belleza de aquellos tiempos de atrás. La fauna y flora de este bellísimo río ha sido muy alterada.

           Desde la piscifactoría hasta la casa de máquina de la central eléctrica hay una pista forestal de tierra que puede hacerse con el coche o a pie. Desde hace algún tiempo este camino está cortado para los coches con una cadena. Se puede visitar acompañado de algunos de los guías que tiene autorización para acceder a las zonas restringida. De no ser así,  La Cerrada de Elías y el resto del recorrido hasta el Salto de los Órganos y las Lagunas de Valdeazores, hay que hacerla a pie y también desde la casa de máquina hasta el Salto de Los Órganos, el pantano y la laguna hay que recorrerlo siguiendo una senda que en invierno está cortada por el hielo y los desprendimientos de tierra. El camino que atraviesa Roblehondo es también pista forestal que puede hacerse en coche pero sólo con permisos muy especiales.

El paisaje.

           En la misma piscifactoría el camino comienza siguiendo el curso del río rozando las mismas aguas. A un lado y otro se alzan los picos llenos de pinos, robles y madroñeras sobre barreras de rocas dispuestas en una especial complejidad tectónica. Son frecuentes los desbocamientos, pliegues acostados, escalones estratigráficos y una orografía escarpada que nos acompaña hasta el final de la ruta. Por la Cerrada de Elías, El Salto de Los Órganos y luego el pantano y la laguna los picos rocosos parecen centinelas clavados en las cumbres y los barrancos. Por la zona del Salto de Los Órganos hay grandes cuevas formadas por la cal del agua de la cascada y la corriente del río.

           El camino que va por Roblehondo ya desde el comienzo aparece rodeado de espesos y viejos bosques de pinos. Cerca de la casa forestal de La Fresnedilla, los dos brazos del arroyo de Las Truchas, con sus barrancos y grandes picos, llenan de encanto el paisaje. Por aquí hasta mucho más arriba de la casa de Roblehondo, el bosque se espesa y los robles cubren todas las laderas y barrancos. Muchos de estos árboles son tan viejos que se les pueden ver fácilmente caídos y medio podridos entre el bosque o junto al cauce del arroyo.

Rincones bellos.

           Toda la ruta; los arroyuelos antes del Puerto del Calvario, los que hay después de Roblehondo, los picos rocosos de la Cordillera del Calarilla y Banderillas, la Cerrada de Elías, el Salto de Los Órganos y el gran barranco por donde corre este río. La subida al grandioso picón del Haza es especialmente emocionante. Lo es también el collado de este pico y las ruinas del cortijo del Haza.

           En realidad este picón del Haza, el collado y las ruinas del cortijo ya es suficiente para una buena ruta. Se necesita unas pocas horas para recorrer estos lugares que por lo demás hasta me atrevo a decir que son de una belleza superior al rincón del embalse y la laguna. Por donde el picón del Haza y el cortijo, con las cumbres que coronan hacia el Tranco del Perro y las Banderillas, los paisajes nos regalan las más singulares bellezas. Sobre todo grandiosos balcones para gozar de las más bonitas panorámicas de este Parque Natural.  

De interés.

           Por esta ruta no existe ningún establecimiento donde comprar nada sólo junto a la piscifactoría o en la Torre del Vinagre. Hay dos casa forestales por la zona de Roblehondo y agua para beber en cantidad a lo largo de todo el recorrido.

 

Fuente y derechos: José Gómez Muñoz, "El Último Edén"