INICIO > TURISMO RURAL CAZORLA > PARQUE NATURAL DE CAZORLA
Turismo Rural Cazorla
,
Rutas, miradores, museos, embalses, ríos... todo lo necesario para que puedas disfrutar de Cazorla.
Turismo Rural Cazorla

MACIZO DEL CABAÑAS

Turismo Rural Cazorla

MACIZO DEL CABAÑAS

(Parque Natural de Cazorla - JAEN)
En la hondura de la sierra y por donde solo hay silencios y praderas, el alma se le va quedando mientras reza.

  • Duración aproximada: 8 hora.
  • Dificultad                  : Media.
  • Solo andando. Zona restringida.

Es una ruta sin camino concreto pero para conocer los grandiosos paisajes de este macizo del Cabañas hay que hacerla. No existe ninguna otra posibilidad para recorrer las cumbres de este grandioso macizo. Así que esta ruta no discurre por veredas ni pistas forestales aunque en algunos puntos sí enganche con algún tramo de vereda o carril forestal.
En Puerto Llano, la altiplanicie que hay en las cumbres de macizo del Cabañas, dejamos el coche. Esta ruta comienza sin camino ni senda. Justo al llegar la pista a lo alto de Puerto Llano, a la izquierda, empieza a fraguarse una pequeña hondonada. Es aquí donde nace el gran arroyo de los Tornillos de Gualay. Por la cuenca de este regajo incipiente baja la ruta. Al principio hay algunas pistas forestales que se van yendo a media altura por la falda de la cordillera. Nosotros seguimos siempre el cauce del arroyo que va cayendo hacia el barranco al tiempo que se ensancha y su caudal aumenta .

Ya casi en lo hondo, a unos cinco kilómetros de nuestro comienzo, encontramos un valle. Es el valle de Gualay.  Una pista  atraviesa por el cauce por un pequeño puente de piedra. La seguimos hacia la derecha y nos despegamos del arroyo. Subimos un poco en unas curvas repentinas e inclinadas y caminamos hasta lo alto de un pequeño collado por la parte baja del Calar de Juana. Aquí, en este puerto, hay otro acotadero y la pista desaparece. Sigue una senda que antes de llegar al gran puerto de la cordillera, se divide dos veces hacia el barranco por donde se ve al Prado de los Perrillos. Nosotros seguimos siempre la de la derecha que va subiendo hasta atravesar la cordillera. Al llegar aquí, la senda descuelga ahora hacia la vertiente del Guadalentín y va a parar a una casa forestal abandonada y en ruinas.  En este punto nos quedamos sin senda. Si queremos continuar la ruta y coronar con éxito el circuito que rodea el macizo del Cabañas, hemos de seguir campos a través a media ladera hacia el Torcal de Linarejos. ¡Cuidado que por aquí las distancias son largas y el terreno con el monte, bastante difícil!

           Por la cabecera de arroyo Frío encontraremos los restos de una vieja pista forestal y un manantial que corre incluso en los veranos más secos. Algo más adelante la pista sube y nosotros hemos de dejarla para otra vez ir a buscar una pequeña senda que bordea el circo del barranco por donde nace el arroyo de Guazalamanco. Atravesando  este circo, subimos una empinada ladera y venimos a salir a una preciosa llanura. Desde este punto, por una senda bastante visible, subimos al pequeño puerto del Cabañas y una vez coronado, descendemos por la senda hacia la llanura de Puerto Llano donde tenemos el coche.

El paisaje

           Por discurrir esta ruta por una de las zonas más altas de todo el Parque, a lo largo de toda ella, atravesamos paisajes cargados de vegetación y flora muy especial. Gran bosque de pinos laricios a lo largo de todo el barranco y la ladera del arroyo de Los Tornillos, hermosos rodales de narcisos gigantes, ejemplares del arbusto Tilotrico de Cazorla y la Aguileña de Cazorla, grandes cascajales de rocas calizas  por el Calar de Juana y bellos paisajes de alta montaña por Puerto Pinillo. También por este último lugar se da el bello Convólvulus nitidus y la Bella dona llamado Tabaco Gordo y varias especies de Crocus. La hermosa cerrada del arroyo de los Tornillos y las escarpadas laderas de la cordillera del Cabañas, hacen de esta ruta una de las más interesantes y bonita.

De interés

           Agua hay a lo largo de todo el recorrido sobre todo si lo hacemos en primavera; en verano escasea más aunque brotan varios manantiales tanto en la ladera norte como en la ladera sur. En invierno toda esta zona, es una de las sierras que acumula más nieve. Recorriendo esta ruta será difícil que nos encontremos con seres humanos a no ser algún guarda, motivo por el cual hemos procurar no tener ningún tipo de accidente que necesite de médico o algo parecido. Por toda esta zona se dan grandes monadas de monteses, muflones y gamos.

Fuente y derechos: José Gómez Muñoz, "El Último Edén"